9 trucos muy útiles que todos los estudiantes deberían conocer…

1. Compás casero

Todos los que encontramos difícil cualquier cosa relacionada con las matemáticas, conocemos el dolor de cabeza que puede provocar la geometria. Llevar encima tantos utensillos necesarios para realizar las tareas escolares es un fastidio incluso para los que no lo reconocen en voz alta… Para construir un compás casero hace falta un taladro y un poco de voluntad. Con la máquina, haz un par de pequeñas aberturas en una regla (uno en el medio de uno de sus extremos, y luego uno cada 1 centímetro). Sosteniendo la regla con un lapiz o bolígrafo, usa los demás agujeros para crear círculos!

1

2. Compás casero nº 2

Desde luego, no es la única forma de conseguir crear unos círculos profesionales. La siguiente consiste en usar dos lápices ubicados en la mano tal y como se puede ver en la imagen. ¿A que no sabías que era posible prescindir de un compás “verdadero”? Si te cuesta demasiado mantener los dos bolígrafos en una posición estable, puedes servirte también de un clip de metal: con su ayuda puedes obtener unos resultados incluso mejores. (Las indicaciones exactas se encuentran al final de este artículo, en la fuente.)

2

3. Soporte para tu teléfono

¿Alguna vez te has parado a pensar en la de funciones que puede tener un simple tapón de tu bolígrafo? Esto va en serio: a base de los que están hechos de plástico se pueden crear algunos objetos interesantes y extremadamente útiles. Por ejemplo, recortando una parte del tapón a un buen ángulo, es posible elaborar un soporte para el celular muy minimalista. ¡Ni siquiera hace falta gastar dinero en él!

3

4. Cuasi-tirachinas

¿Sueles bombardear a los demás con unas bolitas de papel? Gracias a este invento puedes hacerlo con más rapidez y eficacia (aunque vas a tener que sacrificar una regla o un tablillo de madera). En el medio de uno de sus extremos, haz una apertura y pasa por ella una gomita, tal y como queda demostrado en la imagen. Al otro extremo, aplica un poco de “gotita” o “super glue” y une un broche con la base de madera. ¡Estirando la gomita y soltando las bolitas de papel con el uso del broche vas a poder estrenar una especie de tirachinas!

4

5. Grapas fuera (sin lastimarte)

¿Cuántas veces en tu vida te has hecho daño con las grapas cuando querías apartar una hoja de papel de tu cuaderno sin romperla demasiado? A todos nos ha pasado en numerosas ocasiones y definitivamente no es nada placentero… La buena noticia es que tan sólo hace falta disponer de un boli para poder olvidar de este problema. Guarda la punta del bolígrafo y usa la parte de plástico para enderezar los corchetes sin tardar ni lastimarte. ¡Es súper fácil!

5

6. Ayuda afilada

Si perteneces al vasto grupo de estas personas que, sin querer, manchan sus cuadernos y apuntes con tinta, tampoco te desesperes. En realidad, para eliminar los borrones no siempre hace falta un corrector: a veces basta con una hoja de afeitar. Con cuidado, pasa un par de veces por la superficie cubierta de la tinta y luego alisa el papel con las puntas de los dedos. Eso sí: ten en cuenta que es muy fácil hacer un agujero en una hoja de papel, así que actúa con detenimiento y precaución…

6

7. Alarma matutina perfecta

¿A ti también te cuesta levantarte por la mañana sin apagar el despertador o aplazar el alarma varias veces seguidas? Es bastante normal entre los estudiantes, pero no imposible de erradicar. Para animarte a salir de la cama tan pronto como escuches el timbre, antes de ir a dormir mete tu celular en un vaso (y uno vacío, desde luego). No sólo el vidrio va a aumentar la fuerza del alarma, sino también necesitarás realizar un par de movimientos para poder silenciarlo… ¡Esperemos que te sirva!

7

8. Todo en orden

Mientras que el mercado está lleno de “gadgets” creados con el propósito de mejorar la vida de los estudiantes, a veces las mejores soluciones de algunos de sus problemas son las más simples. La verdad es que no tienes que gastar en los modernos anillos y vinchas para ordenar los cables y conseguir más espacio libre. Sirviéndote de un par de clips para el papel es posible obtener el mismo resultado a un precio más que reducido. ¡Olvídate de los manojos de cables enredados en el suelo!

8

9. Ahorra el tiempo

Apostamos que, al menos una vez en su vida, cada uno de nosotros ha sido castigado los profesores. Lo más seguro es que nos hayan hecho reescribir una frase un montón de veces para así escarmentar mejor… Si a ti también te ha tocado, de ahora en adelante puedes acelerar este trabajo de chinos. Pega un par de plumas o lápices de la misma forma que se ve en la foto y, sosteniéndolos fuertemente, realiza la tarea deprisa y sin demasiado esfuerzo. ¿Cuál de estos trucos te parece el más útil?

9

8 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*